Para los oídos despiertos a cosas nuevas.
Para todos los que dicen que ya no hay nada bueno.
Para los que quieren conocer o recordar.
Humildes opiniones a cargo de un servidor.
Bienvenid@ a mi blog

9 de noviembre de 2017

Atravesando caminos


Y sí. Después de seis años y 50 y pico de posteos, en algún momento iba a pasar. Por primera vez, en este blog, voy a hablar de una banda de la que ya había hablado antes. Y es que pocas veces me pasó poder ver o apreciar, el camino recorrido por una banda desde sus comienzos. Ver como se desarrolla. Como crece. Claro que uno siempre puede leerlo, investigarlo o consultarlo. Y que por mi fanatismo y melomanía lo hice y lo hago (y cualquiera puede hacerlo hoy gracias a las nuevas tecnologías) con las bandas que uno va conociendo.
Pero se siente distinto cuando se ve y conoce (descubre) a una banda, desde que arranca a dar sus primeros pasos. Tener la posibilidad de ver los primeros recitales, escuchar las nuevas canciones que van surgiendo, verlos en escenarios chicos y grandes. Es algo difícil de explicar. Pero es como una mezcla de orgullo y felicidad a la vez, por el crecimiento artístico de esa banda.
Mucho más, si uno conoce a esos músicos, y con el tiempo, logra entablar una relación de amistad. Donde además se puede ver el esfuerzo de cada integrante por llevar adelante un proyecto, una idea. En este caso: una banda de rock.
Hormigón Armado es una banda que empezó su camino hace 10 años y que hoy como festejo de esos 10 años (y cierre de una primer etapa) saca su primer disco.
Donde hubo cambios en su formación y donde cada integrante que fue pasando, aportó y sumó algo a este proyecto, que permitió llegar hoy a tener este resultado. Llegar a ser lo que es hoy Hormigón Armado.


Desde la potencia y firmeza de Lucas golpeando la batería y la velocidad y agilidad de Fiorella en el bajo. Al virtuosismo de Helmut, con guitarras filosas y punzantes y la voz tronadora y armónica de Otto.
10 años de sacrificio. De fortalecimiento. De escenarios. De canciones y melodías. Pero sobre todo 10 años de Rock. Y como una paradoja (quizás) su primer disco contiene 10 canciones que de alguna manera sintetizan estos años de trabajo. “Rock al frente”.
Quizás lo más destacable sea, que este largo camino, siempre lo recorrieron desde la autogestión. Desde la independencia. Con todo lo que eso implica y que fue mencionado en varias oportunidades en este blog.
Algo ya había mencionado antes de las canciones, pero es que en esa búsqueda constante (que tiene todo artista), en donde las canciones van tomando nuevas formas. Y el grabar un disco permite repensar y remodelar esas canciones.
Los sonidos espaciales. Los distintos efectos de la guitarra, que crean ambientes diferentes para cada una de las canciones. Los estallidos de la voz. Los arreglos de voces, con ecos y coros que refuerzan el concepto de cada una. Los bajos galopantes y bien marcados. Las potentes bases de batería.
Con una apertura bien arriba, con la tremenda “Amnesia” (“se despliega el naranja en el cielo, como un recuerdo que tengo desde la eternidad”) o la más tranquila “Perro Hiena”. “Ácido y electricidad” (“Los rayos me llevaron mas allá, las ruinas están muy bien atrás”), con guitarras que parecen venir de diferentes lados, “Camino de espinas” con una intro acústica que se transforma en una descarga de distorsión o el cover de la canción de Sumo, “Estallando desde el océano” con su riff de bajo a lo largo de la canción y una lluvia de guitarras que revientan los parlantes.
Un disco que tranquilamente puede acompañar un viaje hacia un lugar por una ruta cualquiera. Hormigón Armado. Perseverancia, Rock y buenas canciones.

 Animal en extinción - Hormigón Armado