Para los oídos despiertos a cosas nuevas.
Para todos los que dicen que ya no hay nada bueno.
Para los que quieren conocer o recordar.
Humildes opiniones a cargo de un servidor.
Bienvenid@ a mi blog

20 de julio de 2014

Heladeros en la playa y en el Mundial



Siempre está bueno que las bandas tenga una estética. Una estética que vaya más allá de sus canciones o composiciones. Que se vea reflejada en vivo. Es otra manera de llegar al público supongo. Algunos elijen pintarse de determinada manera. Otros eligen cuidadosamente su vestimenta. Mientras que otros prefieren un estilo más desfachatado. Pero creo que es en los pequeños detalles donde está la cuestión. Una serie de gorritos rojos podría ser suficiente. Sino pregúntele a Los Heladeros del Tiempo.
Los Heladeros del Tiempo. No estoy hablando de un sindicato de Heladeros o algo parecido. Me refiero a la banda comandada por Frankie Langdon (ex Don Adams) en guitarra y voz, que es acompañado por Dante Violanti y He-Man Garrido en guitarra y coros, Juan Ignacio De Abreu en bajo, contrabajo y coros y Maxi Lazbal en batería y coros.
Frankie, se aleja un poco de aquel rock cercano al “and roll”, de guitarras eléctricas (que supo contar con el apoyo y colaboración de el “Zorrito” Von Quintiero) en aquellos primeros discos de Don Adams, para meterse de lleno en el mundo de las canciones, acercándose a un estilo un poco más “ochentoso” si se quiere. Para cantarle a el amor, la playa y el fútbol.
Desde que salió el primer simple “Muñeca” (2010) con cuatro canciones, queda marcada (en la arena) la senda por donde iban a transitar Los Heladeros.
Arreglos de voces que recuerdan a Beach Boys, cuerdas de nylon, percusiones suaves. Todo eso se puede escuchar en el primer larga duración “Espuma Libertad” (2011) que contó con la producción de Bambi Moreno Charpentier. Temas como “Muñeca” (“solo quiero que una muñeca, me de la mano…”) sin duda una canción de amor bien playera; “Hoy” (“Hoy es un día para que te olvides de todo, y que me vengas a buscar”), otra canción de amor que suena como un pedido y una declaración al mismo tiempo; “Santo remedio”, una reflexión sobre algunos aspectos de la vida desde un punto de vista inocente pero punzante a la vez. Muestran una conexión bien armoniosa en todo el disco donde se combina el verano, el agua salada y Jack Coustou.
Después vino el EP “Marina del Rey” (2011) con 7 canciones (lados B del disco anterior) y un último EP “Altura Crucero” (2012) también con 7 canciones para completar esta trilogía de iniciado con su primer disco.
Tiempo después ya se empezaba a palpitar el Mundial de Futbol Brasil 2014 y así empezaron a aparecer recuerdos, sensaciones y después vendría lo de siempre: Grandes jugadas, goles, lesiones, gambetas, rabonas, ilusiones, nervios, penales, atajadas increíbles, faltas, tarjetas, empates, victorias y también empates. Todo eso pasó en un mes. Y pasa una vez cada cuatro años. Todas esas emociones quedan perfectamente reflejadas en su nuevo disco. “Mundial” (2014).


Parece que Frankie tuvo en algún momento la idea de hacer un disco dedicado al mundial y tenía algunas canciones guardadas, y qué mejor época para ponerse a trabajar en ese proyecto. Esta vez con producción del propio Frankie y Emiliano Sassal.
Un proyecto que está pensado en cada detalle. Desde las letras, hasta el arte del disco (incluye las clásicas figuritas mundialistas para pegar). Desde el número de canciones (11 por supuesto) hasta los invitados. Porque además de las canciones impecables del disco, como por ejemplo la galopante apertura con “En el fondo somos arqueros” (“…porque atajamos penales todos los días”) o la confesión amorosa en “La final” (“Que baje la luna hasta el mar no es suficiente, quiere una copa mundial, barriletes y cometas”) o la sentimental y (por lo menos en lo personal) la que más refleja la idea del disco “Las emociones del mundial” (“pero si vos no estas, el equipo juega sin diez); por solo citar algunas, cada canción cuenta con un invitado de lujo y encajan a la perfección con cada tema. Manuel Moretti, Palo Pandlfo, Rubén Rada, Marcelo Moura por mencionar algunos nomás, ponen su voz en estas canciones con mística mundialista (del ’86). 
Con dos impresionantes discos Los Heladeros del Tiempo ya se hicieron un lugar. Con sus canciones y alegría contagiosa. Rock sensible, en calidad de súper 8 como lo definen ellos. No queda nada más para decir, solamente tirarse al solcito y poner Play.

 "Muñeca" - Los Heladeros del Tiempo

No hay comentarios:

Publicar un comentario